lunes, 9 de marzo de 2009

Gracias por ser blog de comunión


Fue el Espiritu del Señor que me guió a ingresar en la comunicacion para crear comunion. Porque comunicar es entrar en un Laberinto, para llegar al final, unirnos como seres humanos para ser un mundo de paz y justicia.
Gracias Señor de la comunicación y la comunión.

Fue ANICEC que me dio las herramientas para comunicar el Evangelio. Fue Emir L., mi amigo comunicador, que desde BsAs, el año pasado me invito entrar en la red de facebook.
Gracias Señor de la comunicación y la comunión.

Fue the Br. Anthony M. sss que en Chicago (USA) me ayudo a crear este "blog". Fue el p. Domenico Pompili, que desde Italia nos invito a utilizar el web 2.0 para mejor interrelacionarnos.
Gracias Señor de la comunicación y la comunión.

Fue B16 con su decidido coraje de servirse de youtube the vatican para intercomunicar la vida del Evangelio y de la Iglesia y darnos un mensaje fuerte para jornada de las comunicaciones sociales de este año 2009. Gracias Señor de la comunicación y la comunión.

Fue la curiosidad que me llevo a crecer y creer en la fuerza de la comunicacion para evangelizar, y en sana envidia animarme con el blog: the deacbench.blogspot.com

Gracias Señor de la comunicación y la comunión.

Fue Emir que me sugirio, en chating line, que publique la direccion del blog, después veremos por dónde el Laberinto me lleva.

Gracias Señor de la comunicación y la comunión. Amen

¿Que aventura amigo?. Pero se que al final de este Laberinto esta el encuentro con Jesucristo, el Señor de la comunicacion y la comunión.


Marcel A. escrive: yo lo llamo creatividad espiritual.

Si eso es un blog evangelizador: creatividad espiritual cristiana... ¿que tal...?

1 comentario:

Marcel Andrés dijo...

El ser humano posee una gran necesidad de comunicación y compartir su vida con otros seres humanos, más aún cuando de compartir experiencias de seguimiento de Cristo el Señor de la Comunicación.
Es muy grato para el cristiano conocer otros miembros más del Cuerpo Místico del cual es parte como Iglesia y en el cual Cristo es la cabeza.
Contemplar como nos une Jesús Eucaristía sin importar las distancias...