sábado, 7 de marzo de 2009

Desfigurados o Transfigurados...


Desfigurados para ser transfigurados.
Esta semana que pasó, estando yo en New York, USA, un frio que envolvia a todos con -12ºC, vi una mujer que revolvia los basureros buscando comidas, en el fondo de un restaurant. Me recorde de los rostros desfigurados de tantas personas en nuestro mundo. Es un Laberinto la vida... buscarse el pan...

Hoy, ya en Roma y chatiando con Hernan, un amigo de Argentina que estudia psicologia, me decia de su interes por hacer algo por las necesidades de las personas. Dos palabras: salud y educacion, es lo que hoy necesitan las personas y así sintetizaba su deseo de hacer el bien. Es un Laberinto la vida que lleva a amar la vida...

Eso es pasar de la desfiguracion a la Transfiguracion que Jesus nos invita a experimentar. Para mi, Cristo es el final del Laberinto.

1 comentario:

Marcel Andrés dijo...

Todos tenemos una gran sed de infinito que saciar y el único que puede saciarnos plenamente es Dios quien nos da el pan bajado del cielo y nos impulsa con el Espíritu Santo a la misión,,, CIERTAMENTE DIOS TIENE SED DE QUE NOSOTROS TENGAMOS SED DE ÉL